Inicio de año, sopa simple de frijoles blancos + crutones

Acaba de empezar el año y yo, como siempre, rechazo un poco a las resoluciones o metas que mucha gente se impone en estas fechas.
Seguramente muchos de ustedes tendrán en sus listas algo así como: “Comer más sano”, pero muy en el fondo su voz interior les dice que no van a tener tiempo de cocinar o que las papas fritas son deliciosas.


Probablemente ambas cosas son ciertas (sobre todo la de las papas fritas) pero si hay una meta que realmente vale la pena, y no sólo para empezar el año sino para el resto de nuestra vida, es la de ser personas proactivas.

Las expectativas que nos imponemos a veces son muy grandes, poco realistas o muy abstractas, y es por eso que luego las dejamos tiradas. Les propongo entonces empezar de a poco pero siempre sabiendo que no quieren volver a ser unos perezosos.

¿Algunas ideas?:

    – Comprar un ingrediente diferente y agregarlo a alguna receta que nos guste.
    – Ir a la feria y elegir nuestras frutas y verduras.
    – Buscar recetas en internet y ver recetas en YouTube.
    – Cocinar algo especial al menos una vez a la semana y compartirlo con alguien.
    – Incluir batidos en nuestros desayunos (no tienen por qué estar llenos de “superfood” carísimos, pueden ser sólo de frutas y/o vegetales).
    – Una idea alocada: ponerse de acuerdo con algún compañero/a del trabajo y por ejemplo que uno lleve pasta y el otro ensalada y compartan el almuerzo entre los dos.
    – Incluir más hierbas en nuestras recetas (tanto frescas como secas).
    – Acostumbrarse a cocinar un poco más y congelar las sobras.

Esta son algunas de las cosas pequeñas que pueden hacer para cambiar sus hábitos y ser personas más conscientes. Van a ver que es fácil, ¡experimenten y cocinen!

Respecto a la receta de hoy, cuando estaba por empezar a escribir el post me di cuenta que gran parte de las recetas de este blog son sopas. Es, claramente, porque la sopa es uno de mis platos favoritos.
Me gustan con fideos o con legumbres. Me gustan bien cremosas o de caldos livianos. Me gustan frías como la de aguacate o calientes como la de zanahoria. También me gustan con ingredientes raros como la de mantequilla de maní. ¡Que vivan las sopas!

Esta sopa de frijoles fue en realidad un experimento que hice un día al cual le tomé sólo dos fotos porque no pensé que fuera a subirlo al blog. Pero la sopa salió tán rica que tenía que compartirlo. Además es fácil y rápida (30 minutos de cocción) asi que si quieren empezar ya a ser personas proactivas, esta es su oportunidad :)

Sopa simple de frijoles blancos + croutones de pan de masa madre

PORCIONES:4

  • 450g de frijoles blancos (pueden ser de lata o cocinados por ustedes)
  • 1 papa mediana cortada en cubos de 2cm
  • 1 zanahoria picada en cubos
  • 1 tallo de apio picado
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de romero fresco picado
  • 1/2 cucharadita de tomillo fresco
  • 1/4 cucharadita de mejorana seca
  • 4 tazas de agua (o caldo de vegetales)
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • Sal y pimienta
  • Merkén (opcional)
  • Perejil italiano picado

Para los crutones:

  • Rodajas de pan de masa madre cortadas en cubos de 3cm*
  • Aceite de oliva
  • Sal

*Idealmente usar pan del día anterior. Yo usé el clásico pan de campaña de Cumpanis. También les recomiendo el de Passiflory.

ajos

Pasos

1. Precalentar una olla a fuego medio y agregar 2 cucharadas de aceite de oliva. Agregar la cebolla, apio, zanahoria y ajos picados junto con una pizca de sal. Cocinar un par de minutos a fuego medio y luego 10 minutos a fuego bajo, revolviendo de vez en cuando. Buscamos que los vegetales se reduzcan y se caramelicen levemente.

2. Subir el fuego a medio y agregar la papa, el tomillo, el romero y la mejorana. Saltear las papas unos minutos hasta que cambien un poco su color.

3. Agregar las 4 tazas de agua (o caldo si es que lo prefieren), los frijoles, 1/2 cucharadita de sal y pimienta a gusto. Subir el fuego a fuerte y llevar la sopa a hervor. Luego bajar el fuego al mínimo y cocinar por 20 minutos.

4. Mientras la sopa se cocina preparar los crutones. En una sartén a fuego medio agregar los cubos de pan y sobre ellos una buena cantidad de aceite de oliva y una pizca de sal.
Cocinar revolviendo de vez en cuando (para que se doren parejos) durante unos minutos hasta que estén crocantes pero aún levemente suaves por dentro.

5. Cuando la sopa esté lista licuarla hasta alcanzar una textura bien suave. Si ven que la sopa está muy espesa pueden agregar un poquito de agua.
Colocar la sopa de vuelta en la olla y revisar la sal y pimienta. Agregar 1 cucharada de jugo de limón y revolver.

6. Servir en un plato o bowl caliente junto con los croutones, un poco de perejil picado, un chorrito de aceite de oliva y si gustan un poquito de merkén. ¡Sabor!

sopa-vegana-frijoles-blancos-crutones

Si te gustó compartilo:

Más cosas ricas

Dejame un comentario

To email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.