Rompiendo las reglas de la pastelería: Croissants veganos

Empecemos por el hecho de que soy de Argentina, y por lo tanto las facturas eran para mi el tesoro más preciado de la vida.

La comunión perfecta entre hojaldre y dulce de leche. Los cañoncitos, las medialunas de grasa y los vigilantes eran mis sueños hechos realidad.
Capaz me puse un poco intensa pero la verdad es que no podía vivir sin las factuas. No quiero sonar anormal pero en algunas meriendas ¡me comía hasta seis!

Desde que dejé de comer lácteos y huevos el fantasma de las facturas me perseguía constantemente. Iba a merendar a un café e instantáneamente aparecía el fantasma medialuna. Horneaba unos muffins, ahí estaba otra vez viéndome fijamente. Salía a la panadería y la cara de la persona que me atendía era la de un cañoncito con dulce de leche.
Ya estaba harta de ser acosada por las malditas facturas pero no quería dar el brazo a torcer, no. Estaba decidida a hacer croissants.

El primer paso era entonces investigar. Entender la masa y su funcionamiento. Entender el por qué del hojaldre, cómo se crea, cómo se amasa y cómo se estira.
El segundo paso era reemplazar los ingredientes. Yo sabía que la base del croissant es la manteca (mantequilla) y, no voy a negarlo, es un ingrediente casi irremplazable. La manteca es manteca, no hay nada que hacer. PERO esto no iba a detenerme. Si conseguía algún reemplazo que aportara grasa, sabor y textura, tenía que probar de hacerlos sí o sí.

Conseguí una manteca vegana que se llama Earth Balance*, la probé y la verdad es que cumplía mis estándares para esta misión. Finalmente encontré una receta que me convenció y me lancé al agua.

Voy a decir, no fue fácil. El clima caluroso de estos días me complicó un poco la tarea. Además la heladera no estaba funcionando en óptimas condiciones y me enfriaba la masa más de lo necesario. Pero lo logré, oh sí lo logré.

Veredicto:

  • El sabor no es exactamente igual a los que se hacen con manteca, pero estos sabían muy deliciosos.
  • La textura era casi igual a la de un croissant de verdad.
  • Se lo dí a probar a personas no veganas y todos quedaron felices.
  • Los tres días de ardua labor valen la pena, incluso cuando uno se come un croissant en 3 minutos.
  • Comí demasiados y casi exploto.


*La manteca (mantequilla) vegana la compré en una tienda que se llama Súper Kosher en Rohrmoser.

Un detalle de las capas del hojaldre:

croissant-01

Así se veían antes de hornear:

croissant-03

 

Si te gustó compartilo:

Más cosas ricas

7 comments on “Rompiendo las reglas de la pastelería: Croissants veganos

  1. 25/11/2014 at 17:21

    Increíble y las fotos hermosas :)

    • 25/11/2014 at 17:39

      Gracias Mariana n___n

  2. 25/11/2014 at 17:49

    ¿No hay receta? :(

    • 25/11/2014 at 17:57

      La receta está en un link en el texto : )

  3. 26/11/2014 at 09:24

    y la receta? me gustaría hacer esas medialunas !

Dejame un comentario

To email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.