Del día que conocí la mantequilla de maní: Sopa africana de maní y kale

Los días en los que no tengo ganas de nada más que ver cosas en Pinterest trato de convencerme de que en realidad estoy “investigando” cosas para el blog. Lo cual en realidad es cierto (me obsesiona buscar inspiración en internet) pero hay que admitir que uno a veces termina con 45 tabs en el navegador y toda la productividad se va al tacho de basura.

Bueno, un día de esos y con la motivación de encontrar alguna receta de comida africana, topé con con una sopa. ¡No cualquier sopa! sino una sopa que mezclaba mantequilla de maní, pasta de tomate y kale.
Mi cara en el momento que leí los ingredientes se desfiguró un poco porque la combinación me parecía un tanto espantosa. Al mismo tiempo mi curiosidad aumentó un 300% por lo que, inmediatamente, me obligué a prepararla. Tengo que confesar también que yo nunca había probado la mantequilla de maní.

¡Fue la mejor decisión del mundo! El sabor de esta sopa es tan increíble y adictivo que todo el mundo que la pruebe va a querer repetir de plato al menos tres veces.
Los obligo a prepararla. Es una orden. Luego me cuentan qué tal les fue.

Sopa africana de maní y kale*

Porciones: 4

6 tazas de caldo de vegetales**
2 camotes (batatas) medianos
1 cebolla morada mediana
2 cucharadas de jengibre rallado
4 dientes de ajo picados
1 cucharadita de sal + pizca extra
Pizca de azúcar
1 rollo de kale***
3/4 de taza de mantequilla de maní
1/2 taza de pasta (extracto) de tomate
Salsa sriracha a gusto
Hojas de cilantro para decorar
Aceite neutro (no de oliva)
Arroz basmati para acompañar

*Receta adaptada de Cookie and Kate.
**Idealmente preparen el caldo ustedes. Sino en varios supermercados venden caldos de vegetales ya listos.
***En Costa Rica es muy fácil conseguir kale. Pueden encontrarlo en la Feria Verde, en varias ferias del agricultor e incluso en Automercado.

kale

Pasos

1. Picar la cebolla y poner a calentar a fuego medio una sartén con aceite. Agregar la cebolla, pizca de sal, pizca de azúcar y cocinar a fuego medio/bajo de 15 a 20 minutos o hasta que queden translúcidas y levemente caramelizadas.

2. Picar el camote en cubos de 1,5 cm. En una olla (idealmente de fondo grueso) llevar a hervor el caldo. Agregar el camote, el ajo, el jengibre, la sal y la cebolla caramelizada. Cocinar por 20 minutos a fuego medio/bajo.

3. En un bowl agregar la mantequilla de maní y la pasta de tomate junto con 1 taza del caldo. Con un batidor de mano batir hasta que se forme una pasta suave y homogénea. Agregar esta pasta a la olla con el resto del caldo.

4. Picar el kale en tiras (de 2 centímetros aproximadamente) y eliminarle los tallos. Agregarlo a la olla y condimentar con la salsa sriracha a gusto, ¡pero ojo! no se pasen con el picante. La sopa debe ser balanceada por lo que no queremos que el picante se apodere del resto de los sabores.

5. Cocinar la sopa a fuego bajo por 15 minutos, revolviendo de vez en cuando.

7. Mientras la sopa se termina de cocinar preparar el arroz basmati según las indicaciones del paquete (yo hago una parte de arroz por una y media de agua).

8. Servir la sopa sobre un poco de arroz y decorar con hojas de cilantro.

9. FLIPAR de la felicidad.

mantequilla-de-mani-y-pasta-de-tomate

ajo-y-jengibre

sopa-de-mani-y-sriracha

Si te gustó compartilo:

Más cosas ricas

6 comments on “Del día que conocí la mantequilla de maní: Sopa africana de maní y kale

  1. 06/09/2015 at 05:14

    Hola! Me encantan tus recetas, una pregunta 3/4 tazas son 3 ó 4 tazas o 3/4 de taza?

    • 07/09/2015 at 14:14

      ¡Gracias! Son tres cuartos de taza : )

  2. 01/05/2017 at 12:15

    Hola Daniela,
    intenté esta receta ayer y me gustó mucho. Mi hermano dice que es la mejor sopa que se ha comido.

    Muchas gracias por compartir.

    • 15/05/2017 at 18:55

      Hola Daniela, qué bueno que la probaras, yo también creo que es de las mejores sopas que he comido :P
      ¡Saludos!

Dejame un comentario

To email no será publicado. Los campos requeridos están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.