Cuando vivía en Argentina no me gustaban los pancakes. Bah, allá les decimos ‘panqueques’ pero en realidad son más parecidos a una crepe.