Voy a empezar diciendo que soy completamente escéptica respecto de las pizzas veganas. No, quiero corregirme: desde que vivo en Costa Rica soy completamente escéptica de la pizza en general. No quiero sonar pesimista pero lo cierto es que acá no hay muchos lugares que se comprometan a hacer una pizza buenísima.